¿Cómo enfrentar la cuarentena?

Con el colegio cerrado debido a la situación epidemiológica que se vive a nivel nacional e internacional, la rutina diaria ha sufrido un cambio radical. Las actividades propias de cada integrante del hogar, trabajo, estudios, viajes, reuniones sociales, comidas familiares han tenido que modificarse; es por esto que las recomendaciones de profesionales toman importancia para el hogar, el equilibrio emocional y el ocupacional, así como el desarrollo de actividades de autocuidado, de productividad y tiempo libre.

Esta situación debe ser una oportunidad para adquirir nuevas experiencias, reencontrarnos como familia, generar rutinas positivas para lograr nuevas habilidades y conocimientos.

La Terapeuta Ocupacional de nuestro colegio, Ada Burdiles Flores nos recomienda:

En primer lugar, debemos estar conscientes de que la situación actual nos ha afectado a todos y que estaremos en una constante adaptación a la reestructuración y organización de nuestra rutina diaria, para que de alguna forma logremos mantener un cierto grado de equilibrio en las ocupaciones diarias. Entendemos como ocupaciones aquellas actividades vitales, significativas y con propósitos para nuestro bienestar, como las actividades de la vida diaria básicas e instrumentales (higiene, preparación de alimentos, vestirse, salir a comprar, hacer uso de servicios básicos), trabajo, educación, juego (en todos los ciclos vitales), descanso y sueño, ocio y tiempo libre más la participación social tanto presencial como virtual. Todas las ocupaciones tienen un nivel de importancia en nuestras vidas.

A modo general, algunos aspectos a considerar en cada ocupación:

Actividades de la vida diaria básicas

Es una buena instancia para dedicar el tiempo necesario a realizar las actividades que impliquen nuestra higiene personal, vestirnos con calma, preparar las comidas sin apuros y también fomentar la independencia en los más pequeños del hogar, reforzando el cepillado de dientes, aprender a abrocharse los cordones, los cierres o los botones, teniendo en cuenta si es apropiado para su edad, sino simplemente apoyar y supervisar.

Actividades de la vida diaria instrumentales

Al tener las salidas del hogar hay que organizarse a nivel familiar para realizar las compras de las semanas y las labores domésticas, compartiendo las tareas en familia.

  • Trabajo: La actividad laboral es una de las ocupaciones que se ha visto afectada considerablemente, es difícil saber la situación actual de cada familia, pero hay que tener en cuenta que todo esto es temporal, que hay que sobrellevar la incertidumbre o adaptarse a nuevas modalidades en la organización del trabajo durante este tiempo.
  • Educación: En esta ocupación la rutina también cobra un papel importante para tratar de ayudar a los niños, niñas y adolescentes a revisar los contenidos que son enviados por el colegio, estar atentos a las actividades y soluciones que se han ido proponiendo.
  • Juego: Es probable que con el pasar de las semanas se nos acaben las ideas para estar entretenidos, se puede tener en cuenta el tratar de recordar cómo se entretenían los niños y niñas antes y volver a jugar juegos simples que no requieran de tantos materiales. También incentivar a los niños y niñas a proponer juegos para ellos y para la familia, teniendo especial cuidado en tratar de no exponerlos un período de tiempo largo frente a juegos tecnológicos o en pantallas de tv, tablet, computador, celular, etcétera.
  • Ocio y tiempo libre: El ocio y el esparcimiento, son sumamente importantes para dedicar un tiempo a estar consigo mismo, retomar algún pasatiempo olvidado, aprender una nueva habilidad o mejorar una destreza, reflexionar, ordenar las ideas o simplemente “hacer nada… También, dejar que los niños, niñas y adolescentes sean creativos, se “aburran” para inventar nuevos juegos o quehaceres.
  • Descanso y sueño: En estas circunstancias es importante darse cuenta si está durmiendo bien, teniendo un descanso reparador, no dormir horas excesivas, que le permitan ocuparse en otras actividades durante el día, tener o intentar desarrollar una rutina antes de dormirse, evitar acostarse preocupado/a, disminuir la actividad en redes sociales y la luz en su habitación.
  • Participación social: En tiempos de cuarentena la participación social presencial ha disminuido considerablemente. Ya no vemos a nuestros amigos, vecinos, familiares o compañeros de algún club, por lo que nuestra herramienta actual es el uso de aparatos tecnológicos que podamos tener a nuestro alcance, para que de alguna forma disminuya esta sensación de ansiedad al extrañar a nuestros seres queridos y encontrar un poco de contención comunicándonos por mensajes, llamadas, videollamadas, etcétera. También, encontrar grupos de apoyo y servicios que están prestando algunos profesionales en línea.

Para otras sugerencias sobre las ocupaciones en nuestra rutina durante el período de cuarentena, los invito a revisar el Manual de Autocuidado Ocupacional y los Cuadernillos de actividades que se encuentran a continuación para poder descargar.

Manual de autocuidado ocupacional

Cuadernillo de actividades primer ciclo

Cuadernillo de actividades segundo ciclo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.